#eucocovitoria19 #SaharaLibre #PolisarioVencera

Conclusiones

Conclusiones Taller Acción Política e Información

Antes de nada, estaremos atentos al Congreso del Frente Polisario en diciembre. Enviaremos un mensaje para este Congreso porque es importante para el Frente y para la solidaridad.

Este documento de trabajo presenta varios enfoques: el de la UE, la ONU, la UA y el de la comunicación.

Con respecto al plano europeo, hay dos niveles. En primer lugar, el FP ha iniciado varios procedimientos judiciales que han dado lugar a sentencias del TJUE. Debemos exigir que se respeten estas sentencias. Son muy importantes y confieren al FP una importante herramienta de legitimidad para impedir que Marruecos exporte productos procedentes de los territorios ocupados. También es un instrumento para recordar que el Sahara Occidental es un territorio distinto y separado de Marruecos. El trabajo debe dejar claro a los eurodiputados que estos acuerdos son ilegales. Se trata una contribución importante al derecho internacional.

Recientemente, el TJUE emitió una sentencia sobre los asentamientos israelís en Palestina. El TJUE hace referencia explícita al Sahara en su razonamiento. Así, la causa saharaui está contribuyendo de esta forma con la causa palestina. Por eso, este año debemos movilizar al conjunto del mundo jurídico. Es nuestro mejor garante de la legitimidad de la causa saharaui y debemos llevarla a todos los intergrupos parlamentarios de Europa, así como a la UA.

Podemos obtener el apoyo de la UA y de sus órganos judiciales. La capacidad para fortalecer la legislación en África y Europa son oportunidades para presionar al Secretario General de las Naciones Unidas y a los países miembros del Consejo de Seguridad. Debe haber una presión constante sobre los países «en proceso de cambio» del Consejo de Seguridad a través de sus canales nacionales, así como en Ginebra en relación a las custiones sobre los Derechos Humanos. El Alto Comisionado para los Derechos Humanos es sensible, pero aún no ha abierto el caso saharaui. Se le debe animar a ir en misión a los campamentos y a los territorios ocupados.

A modo de recordatorio, España nunca ha denunciado públicamente los Acuerdos de Madrid de 1975. Sin embargo, este es uno de los argumentos utilizados por Marruecos para justificar su ocupación. Debe reforzarse la coordinación de la solidaridad para enviar mensajes a las autoridades españolas, especialmente, si se forma un gobierno progresista en Madrid. Debe recordarse que el FP sigue siendo el único interlocutor del Sahara Occidental y aprovechar ocasiones como la 4ª Comisión de las Naciones Unidas y el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Se trata de oportunidades para presionar a los embajadores y altos funcionarios. La acción por parte del pueblo español es decisiva: recordemos la actuación del pueblo portugués en apoyo del pueblo de Timor Oriental. Javier Bardem ha hecho posible dar a la causa una gran publicidad, incluso dentro del mundo político. Sería necesario encontrar un nuevo «embajador» del mundo cultural español. Al mismo tiempo, darle continuidad a la red de ciudades hermanadas es un eje fundamental para el reconocimiento de la causa saharaui por parte de la población.

Lo mismo ocurre en el Parlamento Europeo, ya que en las últimas elecciones el 50% de los diputados lo son por primera vez. Deben ser llamados a unirse al Intergrupo del Parlamento Europeo. Desde el año pasado, se trata de un intergrupo oficial que puede celebrar comisiones y que otorga al Presidente del intergrupo estatus en las comisiones parlamentarias.

Hay dos muros en el Sahara Occidental: el que separa al pueblo saharaui y el que Francia construye en todos los casos en los que, a todos los niveles, los funcionarios bloquean o sabotean los informes. Por lo tanto, Francia se ha convertido en el principal obstáculo para la resolución de la ONU. El representante en Francia está siendo atacado por grupos de presión marroquíes. Lo mismo ocurre en Bruselas, donde se sigue a los representantes del Frente. Tenemos que trabajar en estas cuestiones porque se trata de verdaderos obstáculos.

Por este motivo, vamos a organizar, en Bruselas, una importante conferencia jurídica internacional con el objetivo de reforzar la legitimidad del Frente Polisario. El movimiento de solidaridad es un movimiento pacífico. Sin embargo, le corresponde al FP llevar a cabo su lucha de la manera que considere adecuada. Esto se definirá en el próximo Congreso del Frente.

Será necesario reflexionar sobre cómo establecer un programa que pueda ser compartido con todos los intergrupos parlamentarios internacionales, nacionales y regionales.

Pierre Galand ha señalado la ausencia de la solidaridad española en las últimas reuniones de la Task Force. Es necesario que la solidaridad española asuma parte de la dirección del movimiento por la responsabilidad histórica de Madrid. Se trata de una responsabilidad colectiva. Paralelamente, Pierre Galand ha subrayado el éxito de la última 4ª Comisión de la ONU, ya que cada comité logró enviar un peticionario.

Es importante, cuando se trabaja con jóvenes que trabajan en el movimiento social, feministas, etc., hacer contactos para organizar misiones civiles en los campos de refugiados y en los Territorios Ocupados. Miles de jóvenes han ido a Palestina y esto ha permitido renovar el movimiento de solidaridad. Lo mismo ocurre con los sindicatos, hay que fomentar la colaboración con el sindicato saharaui para organizar misiones civiles. Será necesario encontrar formas de financiación utilizando los medios adecuados.

En Francia, no debemos olvidar las ciudades hermanadas y el gran movimiento de solidaridad. Al mismo tiempo, en el Consejo de Europa, la sociedad civil avanza en la cuestión saharaui.

Con las intervenciones desde el público, nos hemos dado cuenta del alcance de la experiencia acumulada. El problema es que estas buenas prácticas no se comparten. Por ejemplo, los vídeos difundidos en las sesiones plenarias de la EUCOCO deberían compartirse con todos los comités de apoyo. Porque esto, además, reforzaría la coherencia de nuestro mensaje.

Es importante valorar los testimonios de los defensores de los derechos humanos o de los observadores internacionales que son expulsados de los territorios ocupados, ya que estos testimonios tienen un efecto mediático muy positivo.

El optimismo permanece en la capacidad del movimiento de solidaridad para apoyar al Frente. La interpelación de las autoridades españolas por parte de la sociedad civil sigue siendo una prioridad, por ejemplo, a través de los embajadores españoles en los distintos Estados miembros. También está la representación de los Estados miembros en las Naciones Unidas y en la Unión Europea. Esta es una oportunidad para proporcionar documentos informativos a los funcionarios y actores clave.

En resumen, hay una necesidad urgente de:

  • hacer un llamamiento a las autoridades españolas (locales, regionales, nacionales, europeas y de la ONU) para que anulen los Acuerdos de Madrid de 1975 y para que se reconozca la representación del FP como único representante del pueblo saharaui
  • contactar con el nuevo intergrupo parlamentario europeo Paz para el pueblo saharaui y con los eurodiputados que son miembros de las comisiones ad hoc.
  • asistir al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su sesión de febrero de 2020 e interpelar al Sr. Guterres en marzo para que su informe ante el Consejo de Seguridad ejerza presión en favor de la puesta en marcha del proceso de autodeterminación.
  • Fortalecer la cooperación entre el movimiento de solidaridad, los países amigos y la Unión Africana.

Mohamed Sidati

Yo diría que Francia y España se esconden detrás de la UE. Manipulan las instituciones europeas y la política exterior de la UE. Este es el caso del Alto Representante, Borrell. El movimiento de solidaridad necesita más coordinación. Insistimos en que el movimiento de solidaridad, en todo el mundo, debe coordinar su discurso.

Debe desarrollarse un plan de acción para el año 2020. ¿Qué puede aportar el movimiento de solidaridad para apoyar al Frente Polisario después de la celebración de su próximo Congreso? Es esencial determinar qué medidas adoptar para obligar a la UE a cumplir el Derecho europeo e internacional.

Debemos tomar medidas concretas a escala europea en los próximos meses. Por ejemplo, una conferencia organizada con el Intergrupo del Parlamento Europeo. Sin embargo, la mayoría de las acciones tienen un impacto limitado y necesitamos pensar en cómo reforzar nuestro mensaje.

 

Hoy en día, hay un elemento fundamental en la política europea: el ascenso de la derecha y la extrema derecha. La extrema derecha no está a favor de los movimientos de liberación en general. Están en contra de la causa saharaui porque quieren frenar la migración promoviendo acuerdos con Marruecos. El movimiento progresista europeo debe asumir su responsabilidad y apoyar la causa saharaui ocupando el espacio sobre este tema. ¿Qué acciones se deben tomar si la vía pacífica no funciona? Creo que debemos reforzar en la medida de lo posible la sinergia entre el FP y el movimiento de solidaridad en vísperas del próximo Congreso del Frente.

A nivel académico, existe un consenso y una percepción bastante elaborada del Sáhara, ya sean las sentencias del TJCE, el Tribunal de La Haya, etc. Es necesario encontrar relevos generacionales para poder transmitir estas ideas al mayor número de personas posible.

¿Qué pueden hacer los jóvenes con respecto a la acción de la UE? Los jóvenes deben organizarse, movilizarse y actuar para crear un movimiento renovado en el futuro. Se necesitan acciones coordinadas a nivel de la UE para exigir el cumplimiento de la legislación europea e internacional. Los jóvenes deben involucrarse en este tema.

Saïd Ayachi

España tiene una responsabilidad histórica. Este año será un año de fuerte presión sobre las autoridades marroquíes. La paciencia de los saharauis tiene sus límites. Las Naciones Unidas deben cumplir sus compromisos sin demora. También será necesario afirmar que el pueblo saharaui está luchando tanto contra Marruecos como contra Francia. Los saharauis hoy en día se ven obligados a luchar contra dos adversarios. Francia ha surgido como un enemigo decidido de la causa saharaui. Tenemos que pensar en acciones que garanticen que Francia sea señalada por su papel en el conflicto.

Hoy, la Unión Africana es el principal aliado del pueblo saharaui en su lucha. Asistí a una reunión de la SADC, 14 Estados de África meridional que apoyan al pueblo saharaui con una sola voz. Hoy tenemos un aliado continental que también está comprometido con la ONU. Tenemos que adoptar una estrategia con respecto a la UA para que pueda apoyar mejor la resolución del conflicto.

Los Estados Unidos, por su parte, son objeto de un fuerte lobby. Debemos hacer un llamamiento a las autoridades parlamentarias de este país. Las líneas de la política norteamericana se han movido un poco a favor del pueblo saharaui con la acción de John Bolton.

Con el Comité argelino, hemos clasificado a todos los grupos que pueden proporcionar apoyo: el mundo académico, la sociedad civil, los representantes electos a nivel local y los periodistas. El Comité argelino los invita a los campos de refugiados. Uno de los problemas es que no hay un «retorno de la inversión» porque a menudo estas misiones tienen un impacto limitado cuando los participantes regresan a casa. El comité argelino está siempre dispuesto a ayudar, pero va a depender de quienes participen en estos viajes así como de la información que luego proporcionen.

1er Ministro de la RASD Mohamed El Ouali Akeik

La capacidad de la ONU para resolver el conflicto está disminuyendo. Han pasado seis meses desde que las Naciones Unidas debieran haber nombrado a un Enviado Especial para el Sahara Occidental. La ONU parece querer mantener el statu quo. El Frente Polisario dice que no puede seguir así; no podemos seguir así, estamos perdiendo el tiempo. Los saharauis pueden tener que elegir otra alternativa para la lucha. Estamos aquí para alertar a los responsables de la gravedad de la situación. Pedimos a todos los organismos internacionales que tomen nota de esta gravedad, sólo ellos serán responsables de la escalada del conflicto.

Hay que denunciar el muro de la vergüenza construido con el apoyo de Francia, así como el muro de silencio que pende sobre el conflicto saharaui. Debemos tomar medidas políticas en el primer trimestre de 2020, porque esto será decisivo para determinar la dirección que tomarán los acontecimientos. Se trata de una EUCOCO muy importante para reafirmar el hartazgo del pueblo saharaui y nuestra determinación de presionar al próximo gobierno español, con la esperanza de que sea progresista.

Intervenciones del público

Existe un sistema de intercambio de estudiantes que permite a los jóvenes ir a los campamentos de refugiados. Esto permite informar a los jóvenes y dar a conocer la causa saharaui en los círculos estudiantiles.

Sería conveniente crear una red de periodistas que estén dispuestos a publicar sobre el tema y que puedan intercambiar información. Los artículos deben ser cuestionados cuando son falsos, por ejemplo, llamando directamente a la redacción del periódico.

El Parlamento árabe está ausente del debate sobre el conflicto del Sáhara Occidental. Es importante también dirigir nuestros esfuerzos hacia este Parlamento, en particular a través de los parlamentarios argelinos.

Gonfreville está hermanado con Dakhla y organiza sesiones de información sobre la causa saharaui en los centros juveniles. Sería interesante inspirarse en el movimiento BDS, por ejemplo, interpelando directamente a las agencias de viajes que organizan vacaciones y vuelos a los Territorios Ocupados. También es importante señalar públicamente a las figuras políticas que han sido compradas por el gobierno marroquí. Los próximos Juegos Olímpicos podrían ser una oportunidad para organizar unos «juegos paralelos» para los pueblos cuyos derechos fundamentales son violados.

También es interesante explotar el riquísimo potencial cultural y arqueológico saharaui con el fin de sensibilizar a la opinión pública sobre esta causa.

El movimiento de solidaridad brasileño ha presentado una propuesta para crear una conferencia latinoamericana de apoyo al pueblo saharaui. Será necesario compartir nuestras experiencias y documentos con el movimiento de solidaridad latinoamericano para apoyar la creación de una red internacional (12 países ya son miembros). En mayo de 2020 se celebrará la primera conferencia de la red interamericana (lacsaharalibre.wordpress.com).

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú